Home/División Componentes/Caso de estudio VMware - Memorias Kingston

División Componentes

Caso de estudio VMware - Memorias Kingston

La solución de Kingston se tradujo en diversas ventajas para el entorno de VMware.

21/03/2019

La fiabilidad de los módulos Kingston es un plus añadido para los entornos de producción. La empresa incorpora estrictas medidas de control de calidad en sus operaciones de fabricación y realiza pruebas muy completas para asegurar que cumplen.

El reto
El equipo de ingeniería de sistemas de integración (IE) de VMware ofrece observaciones claras sobre la implementación y el funcionamiento de los productos y servicios de VMware en calidad de "Cliente [0]" que se ejecuta dentro de una infraestructura como un sistema de nube de servicio. Como parte de esta exigencia, el equipo IE creó una nube a escala de proveedor de servicios. La mayoría de servidores de la implementación inicial se configuraron con 48 GB de memoria. Sin embargo, basándose en los porcentajes de utilización del equipo para las actividades desarrolladas en el 2011, el equipo determinó que la duplicación de la memoria de los servidores que contaban con 48 GB sería la mejor forma de dar cabida al aumento de la carga de trabajo prevista para el 2012.

Hardware de nube para la ingeniería de la integración 

Los módulos Kingston 8 GB ECC Reg 1333 MHZ (KCS-B200ALV/8G) de bajo voltaje aportan un total de 39,936 TB de memoria.
416 nodos informáticos utilizan servidores blade OEM.
1 petabyte de capacidad de almacenamiento útil.
Recursos de nube para el evento VMworld de 2011:
9 bastidores de hardware informático que suman un total de 544 nodos informáticos con un rendimiento de 3.520 núcleos informáticos y 29,95 TB de memoria RAM.
NFS de malla convergente, red Ethernet de 10 GB.
Recursos de nube para el evento VMworld de 2012:
7 bastidores de hardware informático que suman un total de 416 nodos informáticos con un rendimiento de 3.840 núcleos informáticos y 39,936 TB de memoria RAM.
NFS de malla convergente, red Ethernet de 10 GB.

Solución 


Para aumentar la cantidad de memoria instalada en 288 servidores de 48 GB a 96 GB, los especialistas de VMware instalaron 1.728 módulos de bajo voltaje de 8 GB de Kingston. Esto hizo que los 416 servidores de la infraestructura pudieran contar con 96 GB. Estos servidores utilizaron un petabyte de almacenamiento junto con una capacidad total de la memoria de 39,96 TB. 


Resumen de los resultados
Se duplicó la capacidad de la carga de trabajo de los servidores actualizados para dar cabida con facilidad al aumento de la carga de trabajo.
El uso de una memoria a un precio más competitivo posibilitó la implementación de una cantidad de memoria de servidor uniforme en todo el entorno de nube.
La alta fiabilidad de las memorias Kingston permite responder a las necesidades de carga de trabajo más exigentes.

Reto empresarial
VMware, Inc. (NYSE: VMW) es líder mundial en virtualización e infraestructura de nube. Asimismo, la oferta de productos de la empresa incluye soluciones para la gestión de los tiempos de inactividad, recuperación del sistema,
provisionamiento de recursos y problemas de seguridad. La empresa, con sede en Palo Alto (California), es una de las más destacadas del sector, y publicó en el año 2011 unos ingresos de 3,77 mil millones de dólares americanos. En la actualidad, los más de 11.000 empleados de VMware prestan servicios a más de 350.000 clientes y 50.000 socios.
El equipo de ingeniería de sistemas de integración (IE) de VMware se creó para capturar, validar y facilitar información y observaciones claras a la división de I+D de la empresa. Como "Cliente (0)" de VMware, el equipo genera dichas observaciones mediante el uso de una nube a escala de proveedor de servicios. Entre las cargas de trabajo que se ejecutan en la nube de IE se incluyen pruebas beta in situ de nuevos productos, los VMware Hands-On Labs (HOLs) y diversos proyectos especiales personalizados.
Con la finalidad de dar apoyo a las cargas de trabajo de aplicaciones asociadas con estas directivas, el equipo de IE desarrolló una nube a escala de proveedor de servicios en las tres ubicaciones del centro de datos.
La planificación del año 2012 impulsa la mejora de la infraestructura
Inicialmente, las instalaciones acogieron servidores blade equipados cada uno de ellos con 48 GB de memoria, cantidad suficiente para responder a las cargas de trabajo del equipo. Sin embargo, las cargas de trabajo previstas para el año 2012 eran lo suficientemente importantes como para justificar la mejora de la infraestructura. Esta situación generó un análisis de cómo aumentar de la forma más eficaz posible la capacidad de carga de trabajo de la nube a partir de un presupuesto limitado.
Los informes de utilización de equipos mostraron que la memoria del servidor limitaba su capacidad de aceptar más cargas de trabajo de aplicaciones. Para superar este obstáculo, se tomó la decisión de duplicar la cantidad de memoria de 288 servidores de 48GB a 96GB. Este enfoque tiene la ventaja adicional de que mejora la utilización de la potencia de procesador y el almacenamiento en red del servidor.

Solución tecnológica
De los 416 servidores del entorno de nube, 288 de ellos exigían una actualización de la memoria. Sin embargo, e incluso con un precio rebajado, el precio del fabricante del equipo original era tan alto que solo una parte de los 288 servidores podrían equiparse con 96 GB de memoria.
Esto motivó a Adam Zimman, director ejecutivo de ingeniería de sistemas de integración, del departamento de I+D de VMware, a tomar en consideración otras alternativas, entre las cuales se encontraba usar las memorias de Kingston Technology Company.
"Optamos por Kingston por dos motivos", recuerda Zimman. "En primer lugar, el precio era significativamente más competitivo, tanto que fui capaz de actualizar los 288 servidores blade sin salirme del presupuesto que tenía asignado. En segundo lugar, y basándome en mis 20 años de experiencia en la creación de sistemas, siempre he confiado en Kingston como un fabricante fiable de componentes de alta calidad".
Tras comprar 1.728 módulos Kingston KCS-B200ALV/8G SDRAM DDR3 de 8 GB, los técnicos de VMware se encargaron de instalarlos en nuestros servidores blade.

Resultados empresariales
La solución de Kingston se tradujo en diversas ventajas para el entorno de VMware.
Capacidad de aceptar más cargas de trabajo con confianza
La actualización de las memorias Kingston duplicó la capacidad de las cargas de trabajo VMware que se ejecutaban con estas. Este resultado está en consonancia con un estudio independiente de las memorias Kingston, en el que se constató que el número de máquinas virtuales que puede admitir un servidor aumentó de forma proporcional al aumento de memoria RAM.
Además de duplicar la capacidad de la carga de trabajo, la memoria Kingston aumentó en un 150 por ciento el número medio de instancias que podían ejecutarse en cada anfitrión (de dos instancias en un anfitrión de 48 GB a cinco en uno de 96 GB). Además, el equipo de IE obtiene un promedio de 11 máquinas virtuales por instancia, y algunas de ellas son capaces de admitir hasta 27. 

Seguir leyendo en la parte privada...



KINGSTON
Ver más

¿Todavía no eres cliente de Tech Data?

Sólo 2 pasos para darte de alta

Conoce todo lo que podemos ofrecerte

más información
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Entendido | Más información