Home/División Impresoras y Consumibles/Cómo un etiquetado eficiente puede mejorar la seguridad eléctrica

División Impresoras y Consumibles

Cómo un etiquetado eficiente puede mejorar la seguridad eléctrica

22/06/2022


Cada año, se producen alrededor de 3,1 millones de accidentes laborales en la Unión Europea, de los cuales 3.000 suelen tener un terrible desenlace.

El índice de accidentes mortales causados por electrocución es 30 veces superior al de los que no tienen nada que ver con accidentes eléctricos, lo que ha hecho que el Parlamento Europeo preste especial atención a la seguridad eléctrica y a la prevención de accidentes provocados por fallos eléctricos en el lugar de trabajo.

La Comisión Europea ya puso en marcha Visión Cero, una iniciativa para eliminar la mortalidad en el trabajo, concienciando aún más a los empleados sobre los riesgos que provocan los accidentes y las lesiones en el puesto de trabajo. Sin embargo, en el caso del sector eléctrico, el intento por descentralizar los procesos y los trabajadores en equipos más pequeños y dispersos ha generado problemas a la hora de alertar a los empleados sobre los riesgos eléctricos.

Una de las consecuencias de esta situación es una menor concienciación y cultura con respecto a la Seguridad y Salud en el Trabajo (SST), y una menor disponibilidad de recursos para gestionar su aplicación. Además, la comunicación y la aplicación de las buenas prácticas de SST resulta difícil en el caso de las plantillas que están más dispersas. Pero no sólo los electricistas están en peligro.

Comprender los peligros de la electricidad

En la UE, un alto índice de los accidentes eléctricos se produce en los casos de profesionales que no se dedican al ámbito de la electricidad. De hecho, varios estudios han demostrado que la mayoría de las muertes por accidentes eléctricos se da en trabajadores que desempeñan actividades no relacionadas con trabajos eléctricos específicos[5], un dato que no nos sorprende. Y es que la legislación actual en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo exige que la información y formación sobre los riesgos eléctricos sólo sea obligatoria cuando los empleados son electricistas, por lo que los demás trabajadores (mantenimiento, informáticos, instaladores de equipos, etc.), apenas reciben formación sobre los riesgos eléctricos.

Por eso, cada vez es más necesario recurrir a un etiquetado preciso y garantizar que la información in situ sea lo más visible posible, con el fin de resaltar los riesgos eléctricos y evitar que se cometan errores peligrosos.

Evitar los errores humanos

Diferentes investigaciones han demostrado que los errores humanos en materia de seguridad eléctrica juegan un papel importante en los accidentes5, ya que el 80% de los accidentes eléctricos se deben a factores humanos.

La mayoría de los accidentes eléctricos se produce por dos motivos. El primero es cuando los empleados que trabajan con un equipo suelen creer que estos no funcionan o están desconectados, cuando en realidad no es así. El segundo tiene que ver con los trabajadores que manejan equipos que están conectados, pero que no suelen tener la formación adecuada o no toman las precauciones oportunas para manejarlos6.

La falta de concienciación y de señalización también es un factor que influye en la capacidad que tienen los empleados para percibir los riesgos. ¿Cómo podemos entonces garantizar que la información en materia de seguridad necesaria esté lo suficientemente visible para los trabajadores con el fin de evitar riesgos eléctricos?

¿Qué es la seguridad eléctrica y por qué es tan importante?

La Directiva marco sobre seguridad y salud en el trabajo de la UE establece que los responsables de las empresas están obligados legalmente a evaluar todos los riesgos existentes para la salud y la seguridad de los trabajadores, y a adoptar las medidas oportunas de prevención y protección. Esto incluye los riesgos derivados del uso de equipos e instalaciones eléctricas.

La Directiva dice que, para evitar cualquier problema y combatir los riesgos eléctricos, los managers deben dar las “instrucciones adecuadas” a los trabajadores, aplicar medidas que eleven el nivel de protección, e integrarlas en las actividades que realizan los empleados.

Otras directivas establecen que los managers tienen la obligación legal de garantizar que los lugares de trabajo cumplen los requisitos mínimos de SST en lo que respecta a las instalaciones eléctricas, y que deben colocar señales de advertencia claras y visibles en las zonas de peligro.

La normativa de la UE especifica que la eficacia de cualquier señal o etiqueta no debería verse afectada negativamente por un mal diseño, una colocación incorrecta o una mala conservación. Por eso, para garantizar su eficacia es importante que las señalizaciones y etiquetas se mantengan en perfecto estado, se revisen periódicamente, se reparen o incluso se sustituyan, si es necesario.

Un etiquetado profesional aumenta la seguridad eléctrica

Una forma sencilla de garantizar que las instrucciones pertinentes que se colocan “en el origen” son claras, y evitar así cualquier riesgo, es identificar de forma precisa los cables y los equipos eléctricos. Las etiquetas escritas a mano son técnicamente correctas, pero hacerlas requiere mucho tiempo y los materiales que se utilizan no suelen ser robustos ni duraderos, por lo que se deterioran fácilmente, comprometiendo así la seguridad de los trabajadores, además de aumentar el riesgo de accidente, así como el tiempo y el coste de sustitución.

Por eso, las impresoras de etiquetas se han convertido en herramientas esenciales para crear etiquetas profesionales y duraderas para cables, conductos, cajas de fusibles y paneles de equipos de campo.

Para alertar de cualquier peligro, es importante elegir etiquetas con colores muy visibles para cubrir múltiples aplicaciones, y cuya información sea lo más clara posible. Además, también recomendamos utilizar etiquetas lo suficientemente robustas como para soportar las condiciones de los entonos de trabajo más duros, tales como temperaturas extremas, humedad, abrasión, productos químicos y deterioros. Porque cuanto más tiempo duren las etiquetas en buen estado, menor será el riesgo y no tendrán que sustituirse con tanta frecuencia.



BROTHER
Ver más

¿Todavía no eres
cliente de Tech Data?

Abre una cuenta con nosotros hoy.
Descubre más
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Entendido | Más información